El crowdfunding con las energías renovables

El crowdfunding con las energías renovables en Estados Unidos para luchar por un mundo más habitable en el futuro.

energías renovablesHoy en vuestro blog, os traemos un ejemplo más acerca de cómo el crowdfunding puede mejorar y cambiar nuestras vidas a mejor, y un ejemplo más de que estamos ante algo más que una vía alternativa de obtención o búsqueda de financiación.

Resulta evidente a los ojos de todos que vivimos en un mundo totalmente dependiente de la tecnología, el ser humano ha compensado desde el inicio de su andadura como especie, su ausencia de mecanismos naturales de defensa con un potente intelecto que le ha permitido desarrollar herramientas y elementos tecnológicos que han ido compensando esa debilidad natural hasta colocarnos en la cima de la cadena alimentaria. Sin embargo, toda esa tecnología también puede ser contraproducente. A la par que este crecimiento tecnológico, ha crecido también la necesidad de obtener energía con la que alimentar dicha tecnología, no sirve de nada tener el más moderno caza de combate si se carece de medios con los que impulsarlo.

En este sentido, la energía se ha convertido en un bien cada vez más demandado y cada vez más escaso, por lo que cada vez resulta más elevado su precio. La razón es que hoy por hoy dependemos de los combustibles fósiles para la obtención de energía, hablamos de petróleo, carbón, gas natural, etcétera. Fuentes de energía, todas ellas, finitas, en otras palabras, su existencia es limitada y cuando se agoten del todo, se necesitarían millones de años para volver a generarlas. Además de este inconveniente, la cantidad de energía que pueden proporcionar es limitada y por añadidura, su uso resulta altamente contaminante para la atmósfera terrestre, ya que su combustión genera gases de efecto invernadero que, al nivel de emisión actual, podrían alterar los ciclos climáticos terrestres naturales, acelerando algunos o frenando otros, y alterando por tanto, el delicado equilibrio de nuestro planeta.

Por todo ello durante los últimos años se han desarrollado las fuentes de energía renovables, esto es, fuentes de energía cuya presencia en nuestro planeta es ilimitada, o al menos, virtualmente ilimitada; y cuyo consumo no genera ningún tipo de gases contaminantes ni alteran el equilibrio natural del planeta, sin contar con que, bien aprovechadas, algunas de ellas serían muy superiores a las fuentes de energía actuales. En este campo, países como España o Alemania en Europa; y Estados Unidos en América, se hallan a la cabeza en su investigación y uso, hablamos de fuentes de energía como: el sol (calor y fotones); las mareas; el viento; la propia tierra y su calor natural; el hidrógeno del agua, usado en baterías o incluso en reactores de fusión, etcétera.

Aquí es dónde entra el crowdfunding, pero ¿cómo puede ayudar a esta causa? Pues al igual que se hace con cualquier otro proyecto de crowdfunding que podamos imaginar: nuestro portal hace las veces de lugar virtual de encuentro entre posibles inversores y proyectos de energía renovable que requieren financiación, por ejemplo, construir una central de generación de biodiésel a partir de aceite de consumo humano usado. Una vez la instalación ha sido construida y está funcionando, generará unos beneficios por la venta del producto y/o energía que produzca; con estos beneficios se devuelve lo invertido a la gente, más unos intereses, que son los detallados en el sistema de recompensas, de esta forma los inversores recuperan su dinero más un interés. Lo interesante de esto es que las inversiones pueden ser mínimas, en cooperativos, damos plena libertad al propietario del proyecto para que decida, cuál es el mínimo a invertir, y cuáles los intereses que se pueden obtener en atención a la inversión a modo de recompensa, de esta forma, se pueden invertir desde 25 euros hasta 50.000; todo dependerá del bolsillo del inversor y de lo que decida el dueño del proyecto. Los pagos de los intereses más lo invertido a los inversores se encarga el dueño o dueña del proyecto de hacerlos del modo en que él o ella misma desee, cooperativos, no interviene en este punto pues entendemos que es algo que debe decidir quién ha propuesto el proyecto, de manera que por ejemplo, podría hacerlo mensualmente el pago o todo de una vez.

El propietario del proyecto debe llevar a cabo una exhaustiva descripción del mismo, aportando información de vital importancia para el inversor, cuestiones tales como: potencia instalada o capacidad de producción, tecnología usada, localización de las instalaciones, rentabilidad y cantidad de gases de efecto invernadero que se dejarán de emitir con este proyecto.

En Estados Unidos ya han iniciado una experiencia de este tipo, ¿quieres saber los resultados?

[sociallocker]Una sola plataforma de crowdfunding estadounidense, dedicada en exclusiva al uso del mismo en las energías renovables, ha recaudado, de momento, unos dos millones de dólares, y se han realizado el 100% de los pagos a los inversores, o lo que es lo mismo, a pesar del riesgo que supone invertir en proyectos de este tipo, pues se utiliza tecnología que podríamos considerar aún en “pañales”; no se han dado casos fallidos. El mayor proyecto llevado a cabo hasta ahora en este sentido ha sido el de cubrir con paneles fotovoltaicos el techo de un centro de convenciones en Nueva Jersey, dividido en dos fases, el proyecto debía financiarse por un total de 700.000 dólares y así ha sido.[/sociallocker]

Ir a la barra de herramientas