La nueva Ley de Emprendedores se olvida del crowdfunding en España

El anuncio de este proyecto de ley trajo esperanza para los emprendedores, pero la nueva Ley de Emprendedores se olvida del crowdfunding en España, a pesar de su cada vez más creciente uso.

crowdfunding en EspañaEste proyecto de Ley de Emprendedores que verá la luz en poco tiempo, supone un balón de oxígeno para los emprendedores en España y los autónomos, podría incentivar la creación de nuevas starts up y PYMES, lo que sería fundamental en la recuperación económica, sin embargo, se ha olvidado de legislar una parte fundamental de este puzzle que es el crowdfunding en España, también llamado financiación colectiva, micromecenazgo o financiación democrática.

A fecha de 24 de Mayo de 2013, la nueva Ley de Emprendedores traerá las siguientes medidas, ojo, todas ellas muy importantes, no cabe la menor duda, pero se echa en falta la regulación de la financiación colectiva:

  • Tramitación online del proceso de creación de empresas para facilitar el emprendimiento
  • Inversión más residencia. Para adquirir inmuebles por un valor superior a 500.000 euros
  • Business Angels. Deducción del 20% en el IRPF (Impuesto Sobre la Renta de las Personas Físicas), hasta una deducción máxima de 20.000 euros.
  • Incentivos fiscales. Deducciones por reinversión, por inversión en I+D+i
  • Burocracia. Simplificación y reducción de trámites
  • IVA (Impuesto sobre el Valor Añadido). No se pagará hasta cobrar la factura
  • Quita de deudas. Mediante procedimiento negociado
  • Forma rápida y barata de crear empresas. Se podrán crear empresas en 24 horas y con menos de 3.000 euros
  • Pluriempleo. Facilidad para llevar a cabo actividades complementarias con deducciones en la cuota de autónomos
  • Emprendedor de responsabilidad limitada. Limitará las pérdidas del emprendedor en caso de cierre o deudas.

No se tiene en cuenta como vemos a la financiación colectiva, y ello a pesar de que el mayor problema, según las últimas encuestas, para el 70% de las PYMES españolas, es el acceso a la financiación. La única medida que afecta al crowdfunding en España, aunque no de manera directa, es el tema de los business angels y la deducción del IRPF.

Sorprende esta ausencia del crowdfunding teniendo en cuenta los datos actuales que hay sobre la cantidad de dinero que el crowdfunding en España y en el resto del mundo está empezando a mover. Se estima que en abril de 2012 existían alrededor de 452 plataformas de crowdfunding en todo el mundo, y al terminar ese mismo año 2012, ya existían unas 536. Actualmente, en mayo de 2013, se acercan a las 600, de las cuales 60 están en España.

Según la consultora independiente Gartner Group en el año 2020, entre un 30 y un 35% de los fondos de inversión dedicados a empresas provendrán de inversiones individuales a través del crowdfunding. En el año 2011, el crowdfunding recaudó 1.470 millones de dólares en todo el mundo; en 2012 se duplicó esa cantidad llegando a los 2.806 millones, estimándose que durante el año 2013, ese porcentaje se volverá a duplicar, ya que numerosos países están ya legislando el crowdfunding.

Los datos del crowdfunding en España son un fiel reflejo de este crecimiento: ¿quieres conocer los datos en nuestro país?

[sociallocker]En España en 2012 se calcula que se financiaron cientos de proyectos a través del crowdfunding, con una financiación que alcanzó los 17 millones de euros; este año 2013, lo recaudado va camino de superar los 36 millones, y se estima que esa cantidad alcanzará los 80 millones en 2014, si continúa con este ritmo de crecimiento.[/sociallocker]

El primer país en legislar el crowdfunding ha sido Estados Unidos con su famosa JOBS ACT, que aprobó el gobierno de aquel país en abril de 2012 y que está pendiente de aplicarse. Otros países que ya han empezado a trabajar para legislar la materia son Reino Unido y Holanda, y hace pocas semanas, Francia. En Italia se está estudiando el tema para legislarlo también y políticos portugueses se han interesado en el tema, solicitando información a la campaña Yo apoyo el crowdfunding”, iniciada en la plataforma change.org.

Pero, ¿por qué es tan importante que se legisle esta materia en España? ¿Qué ocurriría si se hiciese? Pues supondría otorgar seguridad y difusión a una nueva herramienta de financiación que facilitaría la creación de miles de puestos de trabajo, la puesta en marcha de proyectos sociales, culturales, científicos y empresariales con las garantías y facilidades que merecen este tipo de proyectos. Muchos de ellos basados en el conocimiento, proyectos todos ellos innovadores y creativos, que podrían situar a España, a la vanguardia en determinados sectores.

Todavía no está todo perdido, se trata de un anteproyecto de Ley que ahora debe ser debatido en el Parlamento y al que pueden sumársele aportaciones de interés. Esta es una oportunidad única para que el potencial del crowdfunding se vea reflejado en medidas de apoyo y promoción concretas. Por esta razón, desde cooperativos, os invitamos a que firméis y deis a conocer la campaña “Yo apoyo el crowdfunding”, puesto que juntos, podemos conseguir cualquier cosa, como dice un proverbio africano: “La unión del rebaño, obliga al león a acostarse con hambre”.

Ir a la barra de herramientas