Las diferentes formas del crowdfunding en España

Hoy vamos a tratar de explicar cuáles son las diferentes formas del crowdfunding en España

crowdfunding en EspañaEn entradas anteriores hemos explicado un poco en qué consiste a grandes rasgos el crowdfunding, hemos señalado cuál es su utilidad mediante ejemplos reales y hemos explicado su potencial. Hoy vamos a tratar de explicar las diferentes formas que presenta el crowdfunding en España y en otros países.

Al tratarse de un concepto tan novedoso, no existe una categoría formal que explique las diferentes formas del crowdfunding ni en España ni en otros países, sin embargo, es aceptado por la mayoría que existen principalmente cuatro formas o categorías del crowdfunding en España y en otros países: el de recompensas, el de préstamos, el social ó caritativo ó de donaciones; y el de inversiones. A continuación vamos a explicar en qué consiste cada uno y dónde encaja cooperativos.org en todo este mundo del crowdfunding. ¿Quiéres conocerlos? Comparte en redes sociales

 

[sociallocker]

El primero, el crowdfunding de recompensas, consiste básicamente en la preventa de algo, generalmente un bien mueble, que puede ser desde un libro, puede ser un casco, un disco de música, un reproductor, una entrada para un concierto, un descuento en algo, etc. En estos casos el donante o mecenas aporta una cantidad económica determinada; y a cambio siempre recibe algo, generalmente algo que está relacionado con la cantidad aportada, con el proyecto al que se aporta y con la voluntad del dueño del proyecto, puede ser un simple “muchas gracias”; pero en la mayor parte de los casos son productos o servicios. En esta categoría es muy importante tener en cuenta que, como en cualquier producto o servicio, su adquisición está sujeta a impuestos, en este caso un impuesto indirecto como es el IVA (Impuesto sobre el Valor Añadido), que en la mayoría de las ocasiones suele ser del 21% sobre el valor del producto. Tanto los mecenas, como los propietarios de los proyectos, deben tener esto muy presente en el crowdfunding de recompensas.

El segundo sería el crowdfunding de préstamos, el cuál se produce cuando una persona solicita una cantidad económica determinada a través de un portal especializado, dicho portal suele realizar un estudio de viabilidad del usuario que solicita esta cantidad, en atención a criterios propios, no sujetos nunca a los establecidos por el Banco de España, en el caso del crowdfunding en España; asignándole diferentes niveles de riesgo, indicando también el interés que deberá pagar por dicho préstamo una vez conseguido su objetivo. Otra opción es que sean los propios prestamistas individualmente los que decidan a qué interés les devuelven su dinero, dentro de unos límites establecidos. Una vez colgado en el portal, los prestamistas deciden si prestan dinero o no al interés establecido y cuánta cantidad, si el prestatario logra su objetivo, mensualmente deberá devolver una parte más los intereses, dicha cantidad será ingresada proporcionalmente en las cuentas de los prestamistas.

El tercer tipo sería el de donaciones, social o caritativo, este tipo de crowdfunding es usado principalmente por organizaciones sin ánimo de lucro, como por ejemplo, ONG’s. Se trata de las clásicas donaciones que de siempre se han llevado a cabo para estas organizaciones, pero con el valor añadido del uso de internet y de los portales webs como herramienta para captar más eficazmente dicha financiación. La diferencia con los otros tipos de crowdfunding es que aquí el mecenas no recibe ningún tipo de compensación material por su donación, aparte claro está de la satisfacción de haber contribuido a una causa caritativa, y en ocasiones también, se le informa de la evolución del proyecto sobre el que ha invertido. La cuantía de la donación la determina el donante y puede ir desde un simple euro hasta miles de euros. En estos casos debemos estar atentos y saber de antemano si el dueño del proyecto colgado en la plataforma es una organización de interés general, ya que en estos casos el mecenas puede desgravar fiscalmente su donación. Normalmente en la descripción del mismo proyecto se informa de esto.

El cuarto y último tipo es el de inversiones, el crowdfunding de inversiones está experimentando un fuerte crecimiento en todo el mundo, pero en ocasiones se ve muy restringido por el ordenamiento jurídico interno de cada país. Consiste en que una persona que necesita financiación para un proyecto, por lo general emprendedor, ofrece participaciones en su proyecto a las personas que le quieran apoyar, a cambio de su dinero. Es como tener acciones de una start up, invirtiendo muy poco dinero. El dueño del proyecto es el que decide el valor de dichas participaciones. De esta forma, no solo estamos ayudando a un emprendedor en un proyecto que nos ha gustado, sino que incluso estamos especulando, ya que en un futuro si el proyecto tiene éxito, podremos ganar dinero. Algunos países ya permiten adquirir participaciones desde 10 euros, esta opción de participaciones en empresas u organizaciones supone una democratización de la propiedad y permite apoderar a muchos más ciudadanos en un proyecto.

[/sociallocker]

 

Estos son los 4 tipos de crowdfunding en España y en otros países, de manera muy general y resumida. Estad atentos a nuestro blog porque próximamente añadiremos una quinta categoría única y nueva, la del crowdfunding de cooperativos. ¡Os esperamos hasta entonces!

Ir a la barra de herramientas