Los varapalos más sonados del crowdfunding

Aunque hasta ahora en vuestro blog solo os hemos hablado de las bondades y los éxitos, hoy os queremos traer los varapalos más sonados del crowdfunding en España y en otros países.

crowdfundingNo hay nada perfecto en este mundo, eso es una realidad que todos conocemos, el sistema perfecto no existe y es evidente que el crowdfunding no se salva de esta máxima. Sin embargo, hablar de fracaso en el crowdfunding no tiene mucho sentido, ya que por lo general, los propietarios de un proyecto suelen ser personas como cualquiera de nosotros, es decir, personas anónimas con una idea o proyecto que requiere financiación. Nosotros, las personas anónimas, no tenemos ni fama ni dinero que jugarnos al lanzar nuestro proyecto, en cooperativos además, los proyectos que no logran la financiación necesaria en el tiempo previsto, pueden elegir entre devolver el dinero a los inversores sin tener que ofrecer las recompensas; o quedárselo y darle a la gente las recompensas con el dinero obtenido, aunque no sea todo el montante previsto; por lo tanto, ni siquiera nos jugamos nuestro dinero con un proyecto. Nuestro éxito dependerá de la idea y de la difusión que logremos de la misma.

Sin embargo, las personas que no son anónimas, personajes públicos de cierta fama que inician un proyecto de crowdfunding, se juegan bastante más que nosotros, y no me refiero a nivel económico, sino a nivel de fama y notoriedad, imaginad que una gran empresa como El Corte Inglés, que utilice gran cantidad de recursos, publicidad y demás, para difundir un proyecto de crowdfunding para que, al finalizar la campaña, no logren recaudar ni la mitad de lo solicitado (es evidente que resulta algo difícil de imaginar, pero como veremos a continuación, no es imposible), en estos casos, sí que es bastante lícito hablar de fracaso absoluto, aunque quizás dicho fracaso sería más atribuible a la idea o proyecto propuesto, que al crowdfunding en sí mismo. Aquí os dejamos algunos de los fracasos más sonados del crowdfunding, socialízanos para conocerlos:

 

[sociallocker]

Björk y Biophilia. La famosa cantante Björk, intentó promover la creación de una aplicación móvil para Android y Windows 8 con la que la gente podría experimentar musicalmente e incluso aprender. Para ello inició una campaña de crowdfunding de 375.000 dólares, de los cuales, solo consiguió la cifra de 15.000 dólares, solo un 4% de lo que pedía. La campaña fue cancelada a la semana de haber empezado, al percibir la falta de interés del público. Diversos medios de comunicación y los blogueros más famosos se hicieron eco del fracaso, el cual de haber tenido lugar en una persona anónima, no habría tenido ninguna trascendencia.

Melissa Joan Hart y Darci’s Walk of Shame. Este proyecto fue el intento de la actriz de la conocida serie de televisión Sabrina, de lograr lo mismo que ya hizo en su momento Zach Braff (protagonista de la serie Scrubs) y financiar su película gracias al crowdfunding. A pesar de que ambos pidieron 2 millones de dólares para su película, Zach superó los 3 millones de dólares, mientras que Melissa canceló la campaña al mes de iniciarla habiendo obtenido solo 51.605 dólares. Una prueba más de que el problema no está en el crowdfunding sino en el proyecto que se presenta.

La última gira de Fernando Esteso. Debo decir que el que escribe estas líneas se siente mal por este fracaso en particular, por la simpatía que le despierta Esteso, pero estas cosas ocurren. Con el objeto de promocionar su gira, el actor español Fernando Esteso inició una campaña de crowdfunding en España, la que sería la última gira del actor, con entre 35 y 50 actuaciones por todo el territorio español. La campaña no logró alcanzar ni siquiera los 1.000 euros, una cifra ridícula desde el punto de vista del crowdfunding.

Soraya y la grabación de un videoclip. Este es un caso curioso ya que Soraya si que consiguió la financiación necesaria para grabar su videoclip, pero no con el apoyo de sus fans como pretendió en un principio al iniciar su campaña de crowdfunding en España, una campaña que se iniciaba con una frase desde luego, demoledora, que duda cabe: “El crowdfunding es el modo para conseguirlo y hacer que los fans sean partícipes de la nueva Soraya y de su fuego”. Finalmente fueron las marcas las que más dinero aportaron a la campaña, sin sus aportaciones, si solo hubiese dependido de los fans, estaríamos hablando de un completo y rotundo fracaso.

[/sociallocker]

Esto nos demuestra que el éxito del crowdfunding no depende del crowdfunding en sí mismo, no es una varita mágica que soluciona todos nuestros problemas de financiación de un plumazo, el crowdfunding somos todos nosotros, su éxito o fracaso depende de nosotros mismos, si nuestra idea gusta, es atractiva y original, con la difusión adecuada, seguro que tendrá un éxito rotundo; pero si no tenemos fe en nuestra idea o proyecto y no lo difundimos adecuadamente porque no nos lo creemos ni nosotros, nunca tendrá éxito, y aunque no será un fracaso porque no nos jugamos nuestro prestigio, no podremos dar vida a nuestro proyecto, recordad siempre tener fe y creer en vosotros mismos, esa es la clave.

 

Ir a la barra de herramientas